05 junio, 2016

PAN BLANCO

Realmente el nombre me lo he inventado, simplemente se lo he puesto por el color tan blanco que resulta al cocer el pan tapado. Es un pan de leche muy, muy suave; si lo untamos con nocilla resulta perfecto para una merienda de niños, os aseguro que ningún peque se resistirá. 

Espero que os guste.


INGREDIENTES: (para unos 8 bollos)

500 gr. de harina
200 ml. de leche
150 ml. de agua
20 gr. de levadura fresca
Un buen chorro de aceite de oliva
Una cucharada grande de miel
Una pizca de sal

PREPARACIÓN:

En una taza echamos el agua y la levadura, revolvemos bien hasta que ésta se disuelva.

En un bol grande echamos la harina, la sal, la miel, el aceite y la leche. Lo mezclamos y vertemos sobre la mezcla el agua con la levadura. Lo integramos todo con ayuda de una cuchara de madera. Volcamos la masa sobre la meseta ligeramente enharinada y amasamos. Vamos a intentar no añadir mucha más harina para conseguir unos bollo muy ligeros. 

Untamos un bol grande con aceite de oliva,  colocamos dentro la masa y lo tapamos.


Dejamos que leva aproximadamente una hora y media. 


Pasado el tiempo de reposo encendemos el horno a 220º en posición arriba y abajo. 

Dividimos la masa en porciones más o menos iguales. Con cada porción hacemos bolas, tapamos con un paño y dejamos reposar unos 5 minutos. 


Después hacemos la forma de los bollos, tapamos y dejamos reposar unos 15 minutos más. 

Según los vamos haciendo los colocamos en una fuente honda.


A la hora de meter en el horno, tapamos la fuente con papel albal y cocemos entre 15 y 20 minutos (yo 17), destapamos y dejamos cocer unos 3 minutos más. 


Los sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.



29 mayo, 2016

MERMELADA DE KIWI Y MANZANA

Mi desayuno preferido es un buen café, un zumo de naranja, un pan casero y una mermelada también preparada en casa, nada más. Así que en mi despensa nunca falta una mermelada y en este caso de kiwi y manzana. 

Suelo ajustar mucho el azúcar para no excederme, así que si os gusta más dulce solo tenéis que añadir un poco más. Cuanto más azúcar utilicemos más espesa queda, así que si restáis azúcar hay que cocerla durante más tiempo para que espese. 

Espero que os guste. 


INGREDIENTES:


Un kilo y medio de kiwi
Medio kilo de manzanas golden
1 taza de azúcar

PREPARACIÓN:

Empezaremos lavando bien las manzanas (yo suelo hacerlo con un estropajo ya gastado que tengo en la cocina para lavar fruta y verduras), las partimos en cuartos, quitamos pepitas y rabo. Las ponemos a cocer en una olla a fuego suave y vamos removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera.

Mientras tanto pelamos y picamos los kiwis. Cuando la manzana haya cocido una media hora añadimos los kiwis y dejamos que se vayan haciendo todo junto aproximadamente una hora, y como antes removemos con la cuchara de madera.

Transcurrido el tiempo de cocción pasamos la fruta por el pasapuré y ponemos de nuevo a cocer la mermelada, añadimos el azúcar y dejamos que se haga una hora y media aproximadamente. Como ya tiene azúcar hay que vigilar la cocción, porque tiende a pegarse, así que estaremos muy pendiente revolviendo con bastante frecuencia con la cuchara.

Cuando falte una media hora más o menos para tener la mermelada lista empezamos a preparar los botes. Los lavamos y aclaramos bien y los ponemos en una olla amplia con agua fría. Cuando empiecen a hervir los cocemos unos 20 minutos.

Mientras cuecen los tarros, comprobamos si la mermelada está cocida y espesa, para ello sacamos un poco, la dejamos enfriar en un plato y probamos para ver si está bien de dulce y espesa, si no añadimos un poco más de azúcar y dejamos cocer otros 15 minutos más o menos.

Ya solo nos queda rellenar los tarros; los sacamos del agua con mucho cuidado, los ponemos a escurrir boca abajo sobre un paño limpio y los secamos. Los llenamos de mermelada hasta arriba, bien llenos. Los cerramos y los ponemos boca abajo durante 24 horas. Pasado este tiempo, les damos la vuelta y guardamos en la despensa o en la nevera.  





22 mayo, 2016

XIARDAS A LA PLANCHA

Hoy una receta de esas tan sencillas que casi no necesitan explicación, con ver las fotos es suficiente para saber cómo se hacen. Preparar pescados a la plancha resulta fácil y rápido. Solo hay que tener en cuenta cuestiones básicas, utilizar una plancha o sartén antiadherente, rociarla con aceite, esperar a que ésta esté muy caliente, utilizar un fuego fuerte y colocar siempre la piel del pescado hacia arriba. Con respecto al tiempo no excederse demasiado en la cocción, ya que quedará seco. Por lo demás en nada tenemos un pescado rico y sano.

En este caso son xiardas, un pescado azul muy rico y casi siempre a muy buen precio. En la receta no he puesto cantidades, dependerá del número de comensales tanto para hacer la vinagreta como con el número de pescados. 

Espero que os guste.


INGREDIENTES: 

Xiardas
Aceite de oliva
Sal

Para la vinagreta:

Aceite de oliva
Pimiento rojo o verde o los dos
Perejil
½ diente de ajo
Un poco de limón
Sal
Vinagre (opcional)

PREPARACIÓN:

En la pescadería pediremos que nos abran el pescado y nos quiten la espina. Esta sería la parte más complicada de la receta. Lavamos y secamos bien  el pescado. Reservamos en la nevera.

Lo primero será hacer la vinagreta con antelación bastante para que coja sabor.

Lavamos y picamos muy menudo los dos pimientos y el perejil, reservamos. En un cuenco machamos el ajo, después vertemos un buen chorro de aceite de oliva y revolvemos, después añadimos el pimiento y el perejil, el chorro de limón, la sal y si queremos el vinagre, batimos ligeramente y reservamos tapado.

A la hora de comer preparamos el pescado. En una sartén echamos un chorro de aceite, cuando esté caliente vamos colocando las xiardas, siempre con la piel hacia arriba. Pasados unos 2-3 minutos si vemos que ya cogieron buen color, damos la vuelta, salamos y dejamos que se hagan unos 3 minutos más, aproximadamente.

Para servirlo lo rociamos con la vinagreta y listo.

Yo las acompañé con una ensalada de hojas verdes y unos pimientos asados.



15 mayo, 2016

LOMBARDA CON MANZANA, PASAS Y BACON

Me encanta poder disfrutar de platos sanos pero que a la vez resulten apetecibles. Solo es cuestión de añadir ingredientes que le añadan sabor a la verdura y el resultado es un plato saludable y equilibrado con el que disfrutamos a la vez que nos cuidamos.

Espero que os guste


INGREDIENTES: (para 4 personas)

La mitad de una lombarda morada pequeña
4 lonchas de bacon
Un puñado de nueces
Un puñado de uvas pasas
Una manzana
3 dientes de ajo
Una cucharadita de pimentón dulce
Aceite de oliva
Sal

PREPARACIÓN:

Picamos la lombarda en juliana y lavamos bien. Ponemos agua con sal en una pota, cuando esté hirviendo echamos la verdura y cuando vuelva a hervir la cocemos unos 3 minutos (a mí me gusta que esté un poco dura, si os gusta más hecha la cocimos un poco más), escurrimos y reservamos. 

Mientras tanto, picamos los ajos, el bacon y la manzana (en cuadrados). En una sartén echamos un poco de aceite cuando esté caliente añadimos el ajo, cuando empiece a dorarse incorporamos el bacon y  las pasas, y cuando esté casi todo hecho la manzana; por último echamos el pimentón, revolvemos y apartamos del fuego.

En una pota grande echamos la lombarda cocida y el sofrito, dejamos cocer unos 10 minutos a fuego suave y listo para servir.




01 mayo, 2016

FELIZ DÍA DE LA MADRE

Hoy es el día de  la madre. Y vengo sin receta, solo con un agradecimiento especial a mi madre por darme cada día su amor incondicional. Felicidades mami!

Así que me he puesto el delantal y a cocinar. 

Nunca había hecho una presentación así y la verdad es que el resultado me ha gustado mucho. Y como no quería complicaciones no he arriesgado nada con los preparativos. Algo sencillo y que ya había preparado varias veces. 

Espero que os guste.



En esta esquina bollos preñaos, unos de chorizo y otros de queso azul, palitos con sésamo, paté de marisco, piruletas de hojaldre con jamón y unos snacks también con sésamo.



En la parte central empanada de carne, ensalada de lechuga y queso de cabra, vasitos de tomate, bonito y brochetas de aceitunas y queso y sopa de melón con virutas crujientes de jamón. Y aunque aquí no se ve un brazo gitano de ensaladilla.


Y para terminar mi rincón preferido, unas tartaletas de crema de mandarina, tarta de queso con mermelada de arándanos, brazo gitano de nata y fresas y unos croissants. 

10 abril, 2016

COPA DE YOGUR CON QUESO Y FRUTAS

Hoy un postre sencillo con queso, yogur y frutas, perfecto para terminar una buena comida. Se pueden combinar las frutas como más os guste, las que estén de temporada o las que tengáis a mano. Le va bien todas.

Espero que os guste.


INGREDIENTES (para tres copas):

125 gr. de yogur griego azucarado
100 gr. de queso tipo philadelfia
1 mandarina
1 kiwi
1 plátano
Un puñado de nueces  mondadas

Para el almíbar: 2 vasos de agua, medio vaso de azúcar

PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será preparar el almíbar. Echamos el agua y el azúcar en un cazo, lo ponemos al fuego y dejamos que hierva despacio aproximadamente 10 minutos.

Mientras tanto, pelamos las fruta y la cortamos en trozos no muy grandes. A los gajos de mandarina hay que quitarles también la piel y los dejamos enteros.

Cuando tengamos el almíbar lo vertemos sobre la fruta y dejamos enfriar, al menos dos horas.

Tostamos las nueces en una sartén. Reservamos.

Cuando haya pasado este tiempo de reposo, escurrimos bien las frutas, y las dejamos secar sobre un paño o papel de cocina. 

Batimos en un bol el queso, añadimos el yogur y batimos un poco más. Lo metemos dentro de una manga pastelera.

Ya solo queda preparar las copas: echamos un poco de la mezcla de yogur y queso en el fondo de la copa, después añadimos las mandarinas, otra capa de yogur, el kiwi, otra capa de yogur y queso, los plátanos y terminamos con otra capa del yogur con queso y añadimos las nueces tostadas.  




03 abril, 2016

PAN MULTICEREALES

Preparar pan casero es una de las cosas que más me gusta hacer en la cocina. Parece increíble que con ingredientes tan básicos se pueda conseguir un resultado tan fabuloso. En esta ocasión he mezclado diferentes harinas, lo cubrí con avena y sésamo y el resultado ha sido un pan perfecto para un buen desayuno.

Espero que os guste


INGREDIENTES: (para los dos panes grandes y 14 bollitos pequeños)

500 gr. de harina de trigo
250 gr. de harina integral
250 gr. de harina de escanda
100 gr. de centeno
3 cucharadas de sésamo
700 ml. de agua
Un buen chorro de aceite de oliva
Una cucharadita de sal
2 cubitos de levadura
Copos de avena y sésamo para cubrir los panes

PREPARACIÓN:

En un bol amplio echamos las harinas, el sésamo y la sal, revolvemos. Añadimos el aceite y más o menos la tercera parte de agua, removemos bien con una cuchara de madera. Añadimos también la levadura desmenuzada y vertemos poco a poco el agua restante hasta conseguir una masa consistente. 

Enharinamos la meseta de trabajo y volcamos la masa, amasamos con las manos y si es necesario nos ayudamos de un poco más de harina, hasta conseguir una masa fina. 

Repartimos la masa en dos y hacemos dos bolas. Untamos de aceite dos boles amplios y colocamos dentro las masas. Tapamos y dejamos reposar aproximadamente una hora y media, hasta que la masa haya subido bastante.

Pasado el tiempo de reposo, volcamos la masa en la meseta enharinada y formamos los panes como más nos guste.

Para hacer el pan de molde: extendemos la masa con un rodillo hasta conseguir un cuadrado de la longitud más o menos de molde, vamos enrollando por un extremo a la vez que vamos apretando hasta conseguir un rollo. Cubrimos el molde con papel vegetal y metemos dentro del pan. Pincelamos el pan con agua y echamos por encima los copos de avena, tapamos con un paño.

Para el otro pan hacemos lo mismo; extendemos la masa y enrollamos para hacer un bollo alargado y grande, pincelamos con agua, cubrimos con sésamo y tapamos.

Para los bollos pequeños cogemos porciones de pan, rozamos hasta conseguir una bolas finas y hacemos los mismo, pincelamos con agua y cubrimos con sésamo. Tapamos con un paño.

Dejamos reposar los panes unos 25-30 minutos.

Mientras sube encendemos el horno a 220º en posición arriba y abajo. Cuando esté caliente empezamos a hornear el pan. Comenzamos con los bollos pequeños, con 12-15 minutos será suficiente. Después metemos los dos panes grandes y cocemos aproximadamente unos 20 minutos, después bajamos el calor a 190º y cocemos unos 10 mninutos más. Pasado este tiempo sacamos y comprobamos que estén cocidos pinchándolos con un apalillo o bien les damos la vuelta y golpeamos con los nudillos, si suenan "hueco" ya los tenemos. Quitamos el papel y dejamos enfriar sobre una rejilla.