01 junio, 2014

CERRADO POR VACACIONES

Hoy no hay receta, el blog va a estar cerrado todo el mes de junio pero no quería marcharme sin despedirme de todos, de mis seguidores incondicionales, que no se pierden ninguna de mis recetas, de los que se asoman y se quedan y de los que pasan de puntillas por aquí, a todos gracias por vuestra fidelidad y el cariño con el que siempre recibís todo lo que hago.

Un año más el blog sigue funcionando en gran medida gracias a vosotros, los correos que recibo, tanto de mis seguidores como de personas anónimas, me animan a seguir con él.

Así que espero veros a todos a la vuelta y poder seguir disfrutando de vuestra compañía.

Nos vemos en julio.

25 mayo, 2014

BRIOCHE DE YOGURT

Los brioches son perfectos para un desayuno especial o para un merienda de fiesta. Resultan riquísimos si los tostamos y los untamos con una buena mermelada o simplemente solos, sin más. 

El único problema que revisten es el amasado, pero con un poco de paciencia todo se consigue, la masa es pegajosa así que hay que tomárselo con calma. 

Ajustar la temperatura del horno y el tiempo de cocción también es muy importante, en este punto es muy importante conocer nuestro horno para que la cocción sea buena. 


INGREDIENTES:

250 gr. de yogurt natural (tipo griego) azucarado
550-575 gr, de harina de fuerza
1 huevo entero y un yema
100 gr. de azúcar
1 cucharada de miel
100 ml. de leche
100 gr. de mantequilla
20 gr, de levadura seca
Sal

Para pincelar: huevo batido y un poco de mantequilla

PREPARACIÓN:

En un bol mezclamos con una cuchara de madera el yogurt, el huevo y la yema, el azúcar, la leche y la sal después vamos incorporando la harina a tandas y seguimos mezclando.

Espolvoreamos un poco la meseta de trabajo y amasamos  a la Bertinet unos 5 minutos, después vamos incorporando la mantequilla (ésta tiene que estar blanda) y seguimos amasando unos 10 minutos más. La dejamos reposar unos 10 minutos, tapada con un bol grande boca a bajo. Untamos la meseta con un poco de aceite de oliva, colocamos encima la masa, desmigamos un poco la levadura, la echamos sobre la masa, la deshacemos con un poco de agua y la incorporamos bien a la masa y seguimos amasando otros 5 minutos más. La dejamos reposar tapada como antes 5 minutos. Volvemos a amasar ligeramente y colocamos la masa en un bol amplio que habremos untado con mantequilla. Lo tapamos con papel film y la dejamos reposar en la nevera toda la noche hasta el día siguiente.

Por la mañana sacamos la masa de la nevera y la dejamos atemperar una media hora. Pasado este tiempo, espolvoreamos la meseta con harina, volcamos la masa y la dividimos en cuatro porciones.

Tres de ellas las rozamos, le damos forma de bolas y las vamos colocando dentro de un molde alargado que habremos forrado con papel vegetal. 

Con el cuarto trozo hacemos una trenza o podemos darles forma de bollo, croissant o como más nos guste.

Dejamos que la masa vuelva a levar unos 30 minutos. Encendemos el horno a 190º en posición arriba y abajo.

Antes de meterlos al horno los pincelamos con un huevo batido y echamos unos trocitos pequeños de mantequilla. Cuando el horno esté caliente metemos los brioches, y los dejamos cocer unos 20 minutos hasta que cojan buen color. Comprobamos si están o no cocidos, para ello los pinchamos con un palillo.  Si el palillo sale con masa bajamos la temperatura del horno a 170º y lo dejamos cocer otros 10-12 minutos más. El que hice en el horno resultó muy alto así cuando bajé la temperatura lo tapé con papel albal para que se hiciera por dentro pero no dorase más. La trenza  al ser más baja con 25 minutos a la temperatura inicial fue suficiente.







18 mayo, 2014

PAN DE CENTENO INTEGRAL

Llevaba tiempo probando con la harina de centeno y nunca conseguía un resultado bueno, me quedada o demasiado duro o con una miga demasiado mojada que no me gustaba; pero con la receta de hoy he conseguido un pan de centeno bastante aceptable, con una miga suave y una buena corteza. La harina de centeno es bastante pegajosa y no necesita mucho amasado, así que hacer este pan no reviste ninguna dificultad, solo esperar el levado y cuidar un poco el horno.


INGREDIENTES:

150 gr. de harina integral
150 gr. de harina de trigo de fuerza
400 gr. de harina de centeno integral
400 ml. de agua
Un chorro de aceite de oliva
1 cucharada de miel
Un cubito de levadura
Sal

PREPARACIÓN:

En un bol mezclamos las tres harinas (dejaremos un poco de la de fuerza para amasar después) y la sal.

En otro bol mezclamos unos 350 ml. de agua, el aceite, la levadura y la miel. Vertemos en este bol la mezcla de las tres harinas y con una cuchara de madera revolvemos bien para que se integren todos los ingredientes. Seguimos añadiendo el resto de agua que nos falta.

Echamos sobre la meseta un poco de harina y volcamos la masa, amasamos ligeramente, lo justo para que unificarla.

Echamos la masa en un bol que habremos untado con aceite de oliva, lo tapamos con papel film y lo dejamos reposar toda la noche en la nevera.


Al día siguiente lo sacamos de la nevera y dejamos que atempere una media hora.

Este es el aspecto después de toda la noche.


Después enharinamos la meseta y volcamos la masa, la desgasificamos muy poco solo para hacer la forma del pan. Colocamos la masa dentro de un molde alargado que habremos  cubierto con papel vegetal.


 Lo tapamos con un paño y lo dejamos reposar hasta que suba un poco, unos 40 minutos.

Mientras tanto encendemos el horno a 210º en posición arriba y abajo. Cuando haya pasado el tiempo de reposo metemos el molde en el horno y dejamos cocer el pan unos 25 minutos aproximadamente. En este momento lo pinchamos y si todavía está poco hecho bajamos la temperatura a 190º y lo dejamos cocer otros 10-15 minutos aproximadamente, teniendo siempre en cuenta el horno con el que trabajamos, porque cada uno es diferente.

Lo sacamos del horno, lo desmoldamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.






11 mayo, 2014

CREMA DE MEJILLONES

Este es uno de los aperitivos que hice el domingo pasado. Lo presenté en un vaso de chupito, el sabor es muy fuerte y con esa cantidad fue suficiente; si lo que queremos es una crema para tomar más cantidad  tiene que ser algo más suave, solo hay que sustituir la mitad del caldo por agua y conseguiremos un primer plato buenísmo.

En los ingredientes no he puesto sal, ya que con la que llevaba el caldo no necesité más, si utilizamos agua habría que rectificar de sal.


INGREDIENTES:

1 kg. de mejillones
1/4 de cebolla
1 zanahoria pequeña
Caldo de pescado (ver receta aquí)
Aceite de oliva

PREPARACIÓN:

Limpiamos bien los mejillones. En una pota echamos un poco de agua, solo que cubra la base y sal; cuando hierva echamos los mejillones, tapamos la pota y dejamos que se hagan un par de minutos más o menos, hasta que abran. Los apartamos del fuego, cuando entibien un poco les quitamos las conchas y reservamos tapados.

Mientras tanto, en una pota ponemos un poco de aceite de oliva, cuando esté caliente añadimos la cebolla y la zanahoria troceada, dejamos que se haga un poco y después echamos los mejillones, lo cubrimos con el caldo de pescado y dejamos que se haga. Yo lo cocí en la ollla rápida unos 10 minutos, pero se puede hacer en una olla normal, aumentado el tiempo de cocción.

Cuando la válvula haya bajado abrimos la olla y lo trituramos todo con la batidora y ya tenemos lista la crema.

Freímos unos trocitos de pan, los escurrimos bien de aceite y servimos la crema acompañada del pan frito.



04 mayo, 2014

TARTA DE ARROZ CON LECHE

Como en casa no puede faltar una tarta para cualquier celebración, hoy, día de la madre, no podía ser menos. Me apetecía probar una tarta de arroz con leche, un postre que nos gusta a todos. El resultado buenísimo, una tarta suave, en su punto de dulzor y aunque un poco laboriosa, nada complicada. Solo la adorné con unas galletas en forma de corazón con la masa que me sobró de la base, pero después de probarla estoy segura que con una compota de manzana caramelizada, una crema de yema tostada y para los más atrevidos con una crema de naranja un poco ácida aún estaría mejor.

Espero que os guste.


INGREDIENTES:

Para el arroz con leche:

1,2 litros de leche aproximadamente
Una taza pequeña (capacidad de 175 ml.) de arroz
Una taza pequeña de azúcar
150 ml. de nata líquida
Piel de limón
Canela en rama
Una pizca de sal

Para la base:

10 cucharadas rasas de harina fina de maíz (maizena)
250 gr. de harina de trigo
75 gr. de azúcar
150  gr. de mantequilla
2 huevos medianos

Resto de ingredientes:

3 huevos grandes
175 gr. de queso cremoso

PREPARACIÓN:

Para la elaboración del arroz con leche os dejo aquí la receta de arroz con leche rápido para no extenderme demasiado en la entrada.Una vez preparado lo dejamos enfriar completamente (yo lo hice el día anterior).

Para la base:

Sacamos la mantequilla del frigorífico para que esté un poco blanda

Mezclamos en un recipiente la harina de maíz, la harina de trigo y el azúcar, añadiendo la mantequilla cortada en trozos hasta conseguir que quede como migas. Formamos un círculo con esta mezcla, dejando un hueco en cuyo centro añadimos los huevos previamente batidos. Lo mezclamos con los dedos. Espolvoreamos con harina la mesa y las manos y amasamos lo justo para integrar todos los ingredientes. La tapamos con papel film y la dejamos reposar en la nevera media hora mínimo.

Mientras tanto preparamos el molde (a poder ser desmoldable), untamos las paredes con un poco de mantequilla y cubrimos el fondo con papel vegetal.

Pasado este tiempo de reposo sacamos la masa de la nevera y encendemos el horno en posición arriba y abajo a 200º. Enharinamos ligeramente la meseta de trabajo, colocamos la masa, la cubrimos con papel film y con ayuda de un rodillo la extendemos en forma circular ajustando el tamaño al fondo del molde y que nos pueda cubrir también las paredes. Nos ayudamos del rodillo para levantar la masa, lo colocamos en un extremo, enrollamos un poco la masa sobre el rodillo y la levantamos para colocarla encima del molde, lo ajustamos bien y pinchamos por varios puntos con un tenedor.

Metemos el molde en el horno más bien en posición alta, lo que pretendemos es que se haga por la parte superior unos 12-15 minutos más o menos. Lo sacamos.

Para el relleno:

Mientras tanto preparamos el relleno; con las varillas manuales batimos el queso con las yemas hasta formar una crema, después vamos incorporando el arroz con leche despacio para no romperlo mucho. Aparte batimos las claras a punto de nieve firme. Una vez batidas las vamos añadiendo en dos o tres tandas a la mezcla de arroz con movimientos envolventes para no bajarlas. Vertemos esta mezcla sobre la base y metemos de nuevo al horno que bajaremos a 180º. Lo dejamos cocer unos 40 minutos más o menos hasta que coja buen color, lo pinchamos un poco para ver si está cocido, si no lo dejamos un poco más pero bajamos la temperatura del horno a 160º. 

Sacamos la tarta y la dejamos entibiar un poco dentro del molde. Cuando esté tibia abrimos el molde y con cuidado desmoldamos la tarta y la dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

Para adornarla hice unas galletas en forma de corazón con un poco de masa que me sobró, las pegué con un poco de chocolate blanco fundido y les puse un poco de azúcar glass.




27 abril, 2014

MONTADITO DE BERENJENAS

Una receta sencilla que nos puede sacar del paso sin ninguna complicación; es más se puede tener lista y a la hora de comer solo tenemos que gratinar. Yo utilicé anchoas pero se puede cambiar por jamón serrano, bonito en lata o lo que más os guste con berenjenas. 


INGREDIENTES:

2 berenjenas
2 latas de anchoa en aceite
200 gr. aproximadamente de lonchas de mozzarela o el queso que más os guste.
Unas cucharadas de salsa de tomate casero

PREPARACIÓN:

Lavamos las berenjenas y las pelamos, las preparamos en lonchas más bien finas, las metemos en un bol con agua y un poco de sal y las dejamos unos 20 minutos. Pasado este tiempo las aclaramos, las escurrimos y las secamos con un papel absorbente.

Mientras tanto ponemos las anchoas en un cuenco y las cubrimos con leche para desalarlas un poco durante unos 20-30 minutos, las escurrimos y las secamos con papel. Las troceamos un poco.

Untamos una sartén con un poco de aceite y hacemos las berenjenas a la plancha; las doramos por un lado cuando hayan cogido buen color les damos la vuelta, salamos y dejamos que se hagan por el otro lado. Aunque no queden muy hechas no pasa nada porque después se harán unos minutos más en el horno.

Encendemos el horno a 190º en posición arriba y abajo.

En una fuente apta para el horno echamos unas cucharadas de salsa de tomate, colocamos encima las rodajas de berenjena, las untamos con un poco más de salsa de tomate, colocamos unos trozos de anchoa y una tiras de queso, colocamos otra rodaja de berenjena, más tomate, anchoa y queso hasta terminar todos los ingredientes. Tenemos que poner al menos 4-5 rodajas de berenjena por cada montadito.


Cubrimos el montadito con una loncha de queso y metemos en el horno a gratinar. 


En este punto cambiamos la posición del horno a grill. Dejamos que se hagan hasta que estén bien doraditas y servimos calientes.


20 abril, 2014

MARAÑUELAS DE CANDÁS

Las torrijas, las marañuelas y el bollo de Avilés son dulces típicos de estos días. En casa solemos optar por alguno de ellos y también por el que os propongo hoy: unas marañuelas de Candás. La receta, como no podía ser de otra forma, es de mi madre, ella aprendió a hacerlas cuando era cría, es de esas recetas imprescindibles, por la tradición que la acompaña y porque no hay que cambiar ni modificar ni renovar nada para mejorarla, la receta es perfecta, con un fuerte sabor a mantequilla y un intenso aroma a limón, buenísimas.

Nuestra gastronomía es muy rica en dulces y me gusta apostar por este tipo de recetas frente a otras más novedosas o más vistosas que se van incorporando a nuestras cocinas y disfruto muchísimo cuando las publico, primero porque las hago siempre de la mano de mi madre, mi referente siempre, porque son recetas que las he visto hacer en casa desde niña y porque cada una de ellas es un trocito de nuestra cultura culinaria.

Os invito a que las probéis, os gustarán.


INGREDIENTES:

11 yemas y 1 huevo entero
1/2 kg. de mantequilla
1/2 kg. de azúcar
La ralladura de dos limones
Una pizca de sal por cada yema de huevo (lo que cojamos con dos dedos)
Una pizca de Royal por cada yema de huevo (la puntita de una cucharilla)
El zumo de medio limón
Un pocillo de agua (unos 50-60 ml)
1,2 kg aproximadamente de harina todo uso

PREPARACIÓN:

El día anterior cocemos la mantequilla. La troceamos, la echamos en un cazo y la ponemos a fuego muy suave, la dejamos cocer aproximadamente 12-15 minutos. La dejamos enfriar en el mismo cazo.

Al día siempre la ponemos de nuevo al fuego, pero solo para derretirla.

En un bol amplio echamos las yemas y el huevo,el azúcar, la ralladura de los limones, la sal, el Royal, el zumo del limón, el agua y la mantequilla y con una cuchara de madera lo mezclamos un poco.

Después empezamos a echar la harina y seguimos mezclando hasta que nos cueste un poco revolver. Enharinamos la meseta y volcamos la masa, seguimos echando el resto de harina y amasamos hasta conseguir una masa fina, como la que veis en la foto.


La tapamos con papel film o con un paño y la dejamos reposar unas dos horas mínimo (no tiene que subir, solo reposar) a temperatura ambiente.

Pasado el tiempo de reposo encendemos el horno a 200º en posición arriba y abajo. Volcamos la masa y vamos a preparar las marañuelas. Cogemos una porción (del tamaño de una mandarina pequeña más o menos) la estiramos con las dos manos en forma de canutillo, lo enroscamos por un extremo un poco, cogemos el otro extremo, lo levantamos un poco y lo enrollamos alrededor.



Las vamos colocando sobre una bandeja que habremos cubierto con papel vegetal  y las cocemos unos 20 minutos aproximadamente, hasta que empiecen a dorarse por los bordes, si es necesario unos 5 minutos antes del tiempo cambiamos la bandeja a una posición más alta para que nos doren un poco más.


Las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla. Una vez que estén bien frías las podemos guardar en una lata, aguantan perfectamente unos cuantos días.